Arqueología

De que trata esta carrera o profesión

La Licenciatura en Arqueología es una carrera profesional perteneciente al área de Humanidades, con más o menos cuatro y medio a cinco años de duración.

La suma del contenido de esta carrera se centra en el estudio de la forma de vida de culturas anteriores a la nuestra. Los arqueólogos excavan, preservan, estudian y clasifican objetos del cercano, lejano y pasado distante, con el objeto de formarse una idea o un cuadro de cómo vivió la gente de culturas y sociedades anteriores a la nuestra. Esta profesión combina un amplio conocimiento de la historia a través de excavaciones realizadas con procedimientos muy sofisticados con el bien conocido, viejo y duro trabajo común y corriente, haciendo de tal profesión una de las ramas de las ciencias sociales con más demanda y con mayor competitividad.

El estudio y la curiosidad natural de un arqueólogo acerca del pasado y de los secretos que guardan las culturas antiguas, hacen de ésta profesión algo fascinante. Sin embargo, el trabajo es muy lento, minucioso y exigente. Los arqueólogos pueden, ya sea, desempolvar meticulosamente con un cepillo de dientes un fragmento de piedra de un templo Maya, o medir y examinar a miles de pequeñas y casi idénticas hachas de piedra astilladas. Los arqueólogos trabajan muchas horas bajo el sol radiante debido a que la mayoría de los grandes sitios arqueológicos se localizan en la zona templada de la tierra.

Algunos arqueólogos trabajan bajo el auspicio de grandes instituciones de investigación, como universidades, museos o institutos famosos. Empresas o corporaciones de prestigio los emplean en cantidades pero su trabajo puede, algunas veces, conducir a la destrucción o a mover de su sitio original a objetos raros pero con valor histórico. La mayoría de los arqueólogos se encuentran en las principales universidades, como catedráticos en los departamentos de historia, antropología o arqueología, ya que de ésta manera se ganan la vida cuando no están trabajando bajo el auspicio de becas en estudios de investigación y excavaciones. Por el contrario, cuando no están enseñando, a los arqueólogos se les encuentra trabajando en excavaciones, probablemente lejos de casa.

La arqueología a menudo es asociada con la antropología. La arqueología es el estudio de culturas enteras y de sus sociedades, mientras que la antropología es el estudio del desarrollo del hombre dentro de la sociedad a la que pertenece. Antes de llegar a conclusiones los antropólogos confían mucho en el trabajo de los arqueólogos. Si un arqueólogo ya no desea ejercer su profesión, puede continuar trabajando con cualquiera de las muchas disciplinas con las que se han relacionado; por ejemplo ser historiadores, lingüistas o trabajar en museos. También pueden encontrar constructivo trabajar como escritores de temas sobre el impacto ambiental.

Qué perfil deben tener estos estudiantes

Vocacional; gusto por la lectura, por la cultura y por la historia; reflexivo; capacidad de abstracción y de imaginación; sociable; aptitud espacial; destreza manual; memoria visual; capacidad de creación e innovación; sentido crítico; respeto por los usos y costumbres sociales.

Qué perspectivas pueden tener estos profesionales

La Arqueología se presenta como un excelente complemento de formación para carreras que actualmente gozan de muy pocas perspectivas laborales, como son; Filosofía, Filología, Geografía e Historia y en general, todas las carreras de humanidades.

En nuestro contexto, esta es una carrera que se presenta con un sentido de vocación puesto que sus oportunidades laborales en un principio se pueden ver limitadas. . En este sentido, la docencia es uno de los caminos más evidentes de estos profesionales.

Las funciones que usualmente desempeñan

Docencia e investigación. Son responsables de la realización de análisis cualitativos, planificación y gestión del patrimonio etnológico, animación sociocultural, cooperación internacional a través del asesoramiento y realización de programas en las ONGs. Los arqueólogos deben agregar el papel de administradores a sus múltiples tareas. Los catedráticos a tiempo completo deben realizar publicaciones regularmente y hacer descubrimientos que justifiquen todos los gastos en que se incurre en las excavaciones. Además, los arqueólogos apoyan y dirigen sus excavaciones, lo que muchas veces significa seguir la corriente de cómo se hacen las cosas en países distantes en donde las costumbres pueden ser bastante diferentes. Los arqueólogos de prestigio tienen mayor oportunidad de seleccionar y desarrollar sus propios proyectos y de seguir su propia curiosidad. Director de museos, director de empresas socioculturales y fundaciones, investigador de restos humanos, director y técnico en excavaciones arqueológicas.

Los sectores donde labora

Museos, excavaciones y enseñanza son los lugares y actividades donde tales profesionales trabajan y desarrollan su potencial intelectual.