Ciencias Jurídicas y Sociales

De que trata esta carrera o profesión

La carrera de Abogacía tiene una duración de 5 años. El derecho va tras aquel ideal rector de un orden social justo. Por ello, el hombre de derecho debe sintetizar la convergencia de un compromiso con lo social, un anhelo de justicia y un manejo técnico-científico de lo normativo de alta definición y solvencia.

Estos estudios permiten a los alumnos adquirir los conocimientos y habilidades necesarios para desempeñarse profesionalmente en labores relacionadas con la interpretación, aplicación y creación del Derecho, asesorando a personas, instituciones públicas o privadas, asumiendo la defensa de las mismas ante los tribunales de justicia o desempeñándose como jueces o como abogados en la administración pública.

Las aperturas profesionales son varias y el abogado puede impulsarlas hacia la magistratura, la tarea privada de abogar, el asesoramiento al sector público o privado, la investigación y docencia y muchos otros despliegues funcionales acordes con las vocaciones particulares. Asimismo, cada profesional inquirirá cual especialidad del derecho (civil, comercial, penal, administrativo, etc.) atraerá su interés dominante y expresará su mejor talento jurídico.

En síntesis, configura una profesión para emplear el arma del derecho en la lucha social por la justicia.

La estructura básica del plan de estudios está conformada sobre la base de las ramas de Derecho Civil y Procesal, que se imparten prácticamente a lo largo de toda la carrera, y que son complementados con cursos que estudian otras áreas del Derecho, como lo son el Derecho Económico, el Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, el Derecho Internacional, el Derecho Penal, el Derecho Comercial y también asignaturas de formación general en los primeros años, como Derecho Romano, Derecho Político, Derecho Histórico, Sociología Jurídica, Contabilidad, Latín Jurídico, etc.

Las profesiones más frecuentes derivadas de esta Licenciatura son las siguientes: Abogado, Procurador de los Tribunales, Asesor Fiscal, Agente de Cambio y Bolsa y Agente de la Propiedad Inmobiliaria. Las especialidades que actualmente tienen una mayor aceptación son las de la rama de Derecho Fiscal, Mercantil, Laboral y Derecho Comunitario Europeo, en el que actualmente hay demanda de expertos. Finalmente, un porcentaje bastante significativo de Licenciados en Derecho accede tradicionalmente a los puestos ofertados por la Administración Pública mediante la realización de oposiciones. Las más frecuentes son: Notaría, Judicatura, Fiscalía, Abogacía del Estado, Registro de la Propiedad, Carrera Diplomática y Letrado de los distintos Organismos Públicos, etc.

Qué perfil deben tener estos estudiantes

Debe tener interés por las leyes; aptitudes para las relaciones interpersonales; facilidad de lenguaje; extrovertido; capacidad para hablar en público; facilidad en la redacción; interés por el funcionamiento de las instituciones; respeto por los usos y costumbres sociales; tolerancia; capacidad de persuasión; sensibilidad social; espíritu crítico; capacidad de adaptación y flexibilidad; capacidad de análisis; reflexivo; intuitivo; buena memoria; capacidad de concentración; razonamiento y comprensión verbal.

Qué perspectivas pueden tener estos profesionales

Actualmente, las especialidades que tienen mejores posibilidades laborales son las áreas Fiscal, Mercantil, Laboral y Comunitario, sin olvidar el campo medioambiental, donde cada vez se producen más conflictos de intereses y es la justicia quien tiene que mediar para determinar una solución. Por último, cabe destacar que los licenciados en Ciencias Jurídicas y Sociales parten con ventaja en la mayoría de las oposiciones que se convocan, ya que los temarios que se deben estudiar siempre incluyen el derecho como una parte importante del contenido total de la oposición.

Las funciones que usualmente desempeñan

El título de Abogado habilita para:

Ejercer el patrocinio y la representación en actuaciones judiciales y administrativas

Asesorar en todo asunto que requiera opinión jurídica

Desempeñar cargos en la función judicial,

Realizar funciones de representación, patrocinio, asesoramiento y jurisdiccionales vinculadas con las actividades propias de la Administración Pública.

Ejercer la docencia universitaria y la investigación científica.

Habilita para actuar como mediador o conciliador.

Intervenir en toda otra actividad que requiera el conocimiento del derecho.

La abogacía es la profesión con mayores posibilidades de ejercerse libremente. La carrera de Derecho está considerada como una de las más versátiles, de manera que sus titulados suelen encontrar empleo en la empresa privada realizando funciones diversas. Los Licenciados en Derecho están cada vez más integrados en las empresas privadas, y no solamente en puestos de asesoría jurídica, fiscal o laboral, sino también en puestos de Administración y Gestión. A este respecto, es muy numeroso el número de Licenciados que complementan sus estudios con los de Administración de Empresas, mediante la realización de cursos de postgrado.

Los sectores donde labora

Público

Fiscalía General de la República.

Procuraduría General de la República.

Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.

Órgano Judicial.

Asesor de la Asamblea Legislativa.

Privado

Asesor o consultor en las diferentes áreas del Derecho (Constitucional, Mercantil, Civil, Penal y otros)

Funcionario de empresas y de Organizaciones No Gubernamentales.

Docencia y Administración Universitaria.