Arquitectura

De que trata esta carrera o profesión

La carrera de Arquitectura tiene una duración total de cinco a seis años. Su objetivo fundamental es formar a profesionales capaces de diseñar y construir todo tipo de edificaciones.

El arquitecto es una creador por excelencia. Es el que planifica la construcción de edificios, iglesias, plazas públicas o palacios. Se puede decir que el arquitecto tiene una doble función. Por una parte, es un diseñador que da forma a las ideas y planifica la construcción de edificios, zonas urbanas y parques, atendiendo las necesidades urbanísticas. Esto es, busca la estética dentro del conjunto. Por otra parte, hace que esas ideas se conviertan en realidad. Para ello, aprovecha sus conocimientos técnicos para seleccionar los materiales que deben utilizarse, indica el peso que pueden soportar, indica las vigas que deben ir y la estructura que necesitan. Además, calcula el coste de toda la obra, los materiales y recursos humanos necesarios, y coordina su realización.

En los estudios se plantean dos especialidades: El arquitecto urbanista se encarga de organizar la distribución de futuras zonas comerciales, residenciales e industriales y la ubicación de instalaciones de recreo, enseñanza y otros servicios comunitarios. Mientras que el arquitecto de edificación es quien proyecta la estructura de las edificaciones y quien plantea, organiza y vigila su construcción, conservación y reparación.

Uno de los mayores atractivos de esta carrera es que conjuga el estudio de materias técnicas con otras de carácter humanístico, como historia del arte, composición arquitectónica o urbanismo, es decir, forma profesionales a caballo entre el artista y el técnico. Artista, en tanto que crea ideas y diseños adaptados a las necesidades sociales y del entorno. Técnico, ya que hace realidad esas ideas usando tecnología avanzada.

Qué perfil deben tener estos estudiantes

Capacidad matemática y física; receptivos y observadores; detallistas; constantes; vocacionales; persuasivos; capacidad de creación muy desarrollada; lógicos y racionales, capacidad de improvisación, de innovación y creación; organizados y metódicos; analistas; visión espacial muy desarrollada; sentido práctico.

Qué perspectivas pueden tener estos profesionales

La arquitectura es uno de los ejemplos más evidentes de la profesión liberal es decir, licenciados en Arquitectura que montan su propio despacho de trabajo. Sin embargo, el auge de las grandes empresas de construcción conduce al agrupamiento en equipos o talleres de profesionales y al trabajo al servicio de las grandes empresas o de la Administración Pública.

La construcción case imparable que se produce en las economías modernas lleva a racionalizar y a humanizar la construcción. Se potencian las viviendas que se adaptan al paisaje, que se mimetizan con él y no crean desequilibrios en la naturaleza. En este sentido, la Administración Pública, en las convocatorias públicas que realiza para la mejora urbanística de las ciudades, tiene en cuenta no sólo el precio final de la obra, sino también su realización, los materiales, su estética y la adaptación al entorno.

Después de un periodo de indecisiones, donde el mercado de trabajo ha tenido constantes oscilaciones, se apunta una mejora sustancial en el ámbito de la construcción, principalmente impulsada por las promotoras inmobiliarias, las cooperativas de viviendas y la fuerza constructora de la Administración Pública. Estos profesionales pueden trabajar tanto en el área de arquitectura como en la dirección técnica de cualquier tipo de empresas.

Las funciones que usualmente desempeñan

Concepción, proyecto y realización de edificios; instalaciones urbanas complejas; saneamientos de edificios; asesoría urbanística; recuperación y restauración de edificios antiguos; docencia; investigación; paisajismo; dirección de los diferentes mandos intermedios que intervienen en la construcción; organización de los plazos de construcción.

Los sectores donde labora

Fundamentalmente, empresas de materiales de construcción, prefabricados, diseño industrial, interiorismo, administración pública, urbanismo, cooperativas de viviendas, gestoras de viviendas y profesión libre.