Científicos Atmosféricos y Meteorólogos

Qué Hacen

Los científicos atmosféricos estudian el tiempo, el clima y otros aspectos de la atmósfera. Desarrollan informes y predicciones a partir de sus análisis de los datos del clima y el tiempo.
 
Responsabilidades. Los científicos atmosféricos generalmente se ocupan de lo siguiente:
 
  • Medir la temperatura, presión y otras propiedades atmosféricas
  • Desarrollar y usar modelos informáticos para analizar datos sobre la atmósfera (también llamados datos meteorológicos)
  • Crear mapas y gráficos meteorológicos
  • Informar las condiciones meteorológicas actuales
  • Preparar pronósticos meteorológicos de corto y largo plazo utilizando sofisticados modelos matemáticos e informáticos, información satelital y de radar
  • Emitir avisos para proteger a las personas y sus propiedades en condiciones de clima severo, como huracanes, tornados y riadas
 
Los científicos atmosféricos usan instrumentos y programas informáticos muy desarrollados para sus trabajos. Por ejemplo, pueden usar globos meteorológicos, sistemas de radar, satélites y sensores para controlar el clima y obtener datos. La información que recopilan y analizan es crítica para entender la contaminación del aire, las sequías, la reducción de la capa de ozono y otros problemas. Los científicos atmosféricos también usan software gráfico para ilustrar sus pronósticos e informes.
 
Muchos científicos atmosféricos trabajan con científicos y profesionales de otras disciplinas para solucionar problemas en áreas como el comercio, la energía, el transporte, la agricultura y el medioambiente. Por ejemplo, algunos científicos atmosféricos trabajan en equipo con otros científicos e ingenieros para descubrir las mejores ubicaciones para nuevas granjas eólicas, que son grupos de molinos de viento utilizados para generar electricidad. Otros trabajan estrechamente con hidrólogos para estudiar el impacto del clima sobre la provisión de agua y gestionar recursos hídricos.
 
Los siguientes son ejemplos de tipos de científicos atmosféricos:
 
Los meteorólogos de pronósticos presentan los pronósticos al público en general a través de la televisión, la radio e Internet. Utilizan programas gráficos para desarrollar mapas y cuadros que explican sus predicciones.
 
Los científicos del clima estudian los patrones climáticos históricos para interpretar y predecir patrones climáticos de largo plazo o cambios en el clima, como los niveles de precipitaciones esperados para varios años o décadas en el futuro. Sus estudios se utilizan para diseñar edificios, planificar sistemas de calefacción y refrigeración, y asistir en el uso eficiente de la tierra y la producción agrícola. El cambio climático global es una de las áreas de estudio más amplias para los climatólogos. Algunos científicos del clima trabajan con especialistas en otras áreas, como economistas o planificadores urbanos y regionales, para ayudar a esos expertos a evaluar el significado de los cambios climáticos proyectados.
 
Los meteorólogos forenses utilizan datos climáticos históricos para reconstruir las condiciones climáticas en un momento y lugar específico. Investigan el rol que desempeña el tiempo en eventos inusuales, como accidentes de tránsito e incendios. Los meteorólogos forenses pueden ser llamados en calidad de expertos para testificar ante los tribunales.
 
Los meteorólogos investigadores desarrollan nuevos métodos para la recolección de datos, la observación y la predicción. También llevan a cabo estudios para mejorar la comprensión básica del tiempo, el clima y otros aspectos de la atmósfera. Por ejemplo, algunos meteorólogos investigadores estudian condiciones climáticas severas, como los huracanes y tornados, para entender por qué se forman los ciclones y desarrollar mejores formas de predecirlos. Otros se centran en problemas ambientales, como la contaminación del aire. Los meteorólogos investigadores a menudo trabajan con científicos de otras especialidades. Por ejemplo, pueden trabajar con científicos informáticos para desarrollar nuevos programas de predicción, o con oceanógrafos para estudiar las interacciones entre el océano y la atmósfera.
 
Los meteorólogos utilizan modelos informáticos y matemáticos para generar informes sobre el tiempo y predicciones de corto plazo, que pueden variar entre unos pocos minutos y más de una semana. Desarrollan pronósticos para el público en general y para clientes específicos, como aeropuertos, agricultores, compañías de servicios públicos y otras empresas. Por ejemplo, proporcionan pronósticos a los proveedores de electricidad para que puedan planificar considerando distintos eventos, como olas de calor, que causan un aumento en la demanda de ese servicio. También preparan advertencias sobre el tiempo severo, como tormentas de nieve y huracanes. Algunos meteorólogos preparan perspectivas de largo plazo: predicen si las temperaturas y los niveles de precipitaciones estarán por encima o por debajo del promedio en un determinado mes o una temporada específica.
 

Ambiente Laboral

Los científicos atmosféricos, incluidos los meteorólogos, ocuparon aproximadamente 9,500 puestos de trabajo en 2010. Los siguientes sectores emplearon la mayor cantidad de científicos atmosféricos en 2010:
 
Gobierno federal, con exclusión de los servicios postales        36%
Otros servicios profesionales, científicos y técnicos        15
Instituciones de educación superior, universidades e institutos de formación profesional; estatales       15
Investigación y desarrollo en las ciencias físicas, de la vida, e ingeniería           12
Emisoras de radio y televisión        7
 
En el gobierno federal, la mayoría de los científicos atmosféricos trabajaron como meteorólogos para el Servicio Meteorológico Nacional de la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional [National Weather Service of the National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA)], en estaciones meteorológicas ubicadas en distintos puntos de estados Unidos: en aeropuertos, dentro o cerca de ciudades, y en áreas aisladas y remotas. En estaciones más pequeñas suelen trabajar solos; en las más grandes, lo hacen como parte de un equipo. El Departamento de Defensa de EE.UU. empleó a varios cientos de científicos atmosféricos en 2010. Además, cientos de miembros de las fuerzas armadas están involucrados con las ciencias atmosféricas.
 
Los científicos atmosféricos vinculados con la investigación a menudo trabajan en oficinas y laboratorios, pero pueden viajar frecuentemente para recopilar datos en campo y observar de cerca eventos climáticos, como tornados. Observan las condiciones reales del tiempo desde tierra o desde aviones.
 
Los científicos atmosféricos que trabajan en el sector privado pueden viajar para encontrarse con clientes o para reunir información en terreno. Por ejemplo, los meteorólogos forenses pueden tener que recopilar información en la escena de un accidente como parte de su investigación.
 
Los meteorólogos de emisoras brindan sus informes al público en general desde estudios de radio y televisión. También pueden transmitir desde exteriores, para contar a las audiencias sobre las condiciones actuales del tiempo.
 
Horarios de Trabajo. La mayoría de los científicos atmosféricos trabajan a tiempo completo. Las condiciones climáticas pueden cambiar de un momento a otro, por lo que los meteorólogos necesitan controlarlas continuamente. Trabajan en turnos rotativos para cubrir las 24 horas del día, y dedican noches, fines de semana y vacaciones a proporcionar la información meteorológica más actualizada. Además, trabajan muchas horas cuando el clima es severo, como en el caso de los huracanes. Otros científicos atmosféricos cumplen una semana laboral estándar, Aunque los investigadores pueden trabajar por la noche y los fines de semana en proyectos específicos.
 

Cómo Hacerse Uno

Los científicos atmosféricos necesitan una licenciatura en meteorología o algún campo estrechamente relacionado para la mayoría de los puestos. Para los puestos de investigación, los científicos atmosféricos suelen necesitar como mínimo una maestría, y preferentemente un doctorado.
 
Educación. Los científicos atmosféricos habitualmente necesitan una licenciatura, ya sea en ciencias atmosféricas o algún campo científico relacionado. Según la Sociedad Meteorológica estadounidense, existían aproximadamente 100 programas de grado y posgrado en ciencias atmosféricas, oceánicas, hidrológicas y afines en estados Unidos en 2010. Sin embargo, muchas facultades ofrecen también cursos sobre ciencias atmosféricas a través de otros departamentos, como los de física y geociencias.
 
Al evaluar universidades, los futuros estudiantes deben asegurarse de que ofrezcan los cursos requeridos por el gobierno federal y otros empleadores como parte de sus requisitos de contratación. Los requisitos de los cursos, además de asignaturas sobre meteorología y ciencias atmosféricas, suelen incluir cursos avanzados de física y matemática. Las clases sobre programación de computadoras son importantes porque muchos científicos atmosféricos deben escribir y editar los programas informáticos que producen los pronósticos.
 
Los alumnos también deben asistir a cursos sobre temas relevantes para su área de especialización deseada. Por ejemplo, quienes desean convertirse en meteorólogos para emisoras de radio y televisión, deben desarrollar excelentes habilidades de comunicación oral a través de cursos sobre oratoria, periodismo y temas relacionados.
 
Los científicos atmosféricos que trabajan en investigaciones suelen necesitar como mínimo una maestría, y preferentemente un doctorado en ciencias atmosféricas o algún campo relacionado. La mayoría de los programas de posgrado no exige a sus futuros alumnos que cuenten con una licenciatura en ciencias atmosféricas; un grado de asociado en matemática, física o ingeniería proporciona una preparación excelente para los estudios de posgrado en ciencias atmosféricas. Además de los cursos avanzados sobre meteorología, los alumnos de posgrado asisten a cursos sobre otras disciplinas, como oceanografía y geofísica.
 
Aunque no es necesario, una maestría en ciencias atmosféricas puede mejorar en gran medida las oportunidades de empleo, el salario y las posibilidades de ascenso para los meteorólogos en los sectores gubernamental y privado. Una maestría en administración de negocios (MBA) puede ser útil para los meteorólogos interesados en trabajar en el sector privado como consultores para ayudar a las empresas a tomar decisiones de negocios importantes sobre la base de sus pronósticos.

 

Cualidades Importantes (Perfil del Estudiante)

Habilidades de pensamiento crítico. Los científicos atmosféricos deben ser capaces de analizar los resultados de sus modelos informáticos y determinar el resultado más probable.
 
Habilidades matemáticas. Los científicos atmosféricos utilizan análisis matemático, estadística, y otros temas matemáticos avanzados para desarrollar los modelos utilizados para predecir el clima. También usan el análisis matemático para estudiar las relaciones entre las propiedades de la atmósfera, como la forma en que los cambios en la presión del aire pueden afectar la temperatura.
 
Habilidades de comunicación oral. Los científicos atmosféricos deben ser capaces de explicar sus pronósticos e investigaciones a su audiencia. Esta habilidad es especialmente relevante para los meteorólogos de emisiones, quienes presentan sus pronósticos al público en general.
 
Habilidades de escritura. Los científicos atmosféricos preparan informes detallados sobre sus pronósticos e investigaciones.
 

Perspectivas Laborales

Se proyecta que el empleo de los científicos atmosféricos aumentará un 11 por ciento entre 2010 y 2020, casi tan rápido como el promedio del total de las ocupaciones. Los nuevos modelos informáticos han mejorado en forma importante la precisión de los pronósticos y permiten a los científicos atmosféricos ajustarlos a propósitos específicos. Esto debería aumentar la contratación de científicos atmosféricos en el sector privado, a medida que las empresas requieran más información especializada sobre el tiempo.
 
Oportunidades de Empleo. Los futuros científicos atmosféricos probablemente encuentren competencia por los puestos de trabajo, ya que se estima que la cantidad de graduados de los programas de meteorología excederá la cantidad de vacantes. Quienes cuenten con títulos de posgrado probablemente disfruten mejores perspectivas que aquellos cuyo máximo nivel educativo alcanzado sea una licenciatura.
 
La competencia puede ser dura por los puestos de investigación en instituciones de educación superior y universidades, debido a la cantidad limitada de vacantes disponibles. Se prevén pocas oportunidades en el gobierno federal, ya que los científicos atmosféricos solo serán contratados para reemplazar a trabajadores que se jubilen o dejen sus puestos por otros motivos. También se prevé que las restricciones presupuestarias limitarán las contrataciones por parte de agencias federales, como el Servicio Meteorológico Nacional. Las mejores oportunidades laborales para los meteorólogos estarán en el sector privado.
 

Salario

La mediana salarial anual de los científicos atmosféricos en USA fue $87,780 en mayo de 2010.
 
Cita de la Fuente:
Oficina de Estadísticas Laborales, U.S. Department of Labor, Occupational Outlook Handbook en Español (OOH), Edición 2012-13, Científicos Atmosféricos, Incluidos Meteorólogos, en Internet http://www.bls.gov/es/ooh/life-physical-and-social-science/atmospheric-scientists-including-meteorologists.htm (visitado 11\14\2014).