Planificadores Urbanos y Regionales

Qué Hacen

Los planificadores urbanos y regionales desarrollan planes y programas para el uso del suelo. Utilizan la planificación para crear comunidades, adaptar el crecimiento, o revitalizar las instalaciones físicas en pueblos, ciudades, condados y áreas metropolitanas.
 
Responsabilidades. Los planificadores urbanos y regionales habitualmente se ocupan de lo siguiente:
 
  • Reunirse con funcionarios públicos, urbanizadores y el público en general para discutir planes de desarrollo y uso del suelo
  • Obtener y analizar datos de estudios económicos y ambientales, censos, e investigaciones de mercado
  • Llevar a cabo investigaciones de campo para analizar los factores que afectan el uso del suelo
  • Revisar los planos de los sitios presentados por los urbanizadores
  • Evaluar la factibilidad de las propuestas e identificar los cambios necesarios
  • Recomendar si las propuestas deben ser aprobadas o rechazadas
  • Presentar proyectos a los funcionarios y comisiones de planeamiento
  • Mantenerse actualizados sobre los códigos de zonificación o edificación, la normativa ambiental y otras cuestiones legales
 
Los planificadores urbanos y regionales identifican las necesidades de las comunidades y desarrollan planes de corto y largo plazo para crear, aumentar o revitalizar una comunidad o una zona. Por ejemplo, los planificadores pueden examinar los planes de instalaciones propuestas, como escuelas, para garantizar que cumplan las necesidades de una población cambiante.
 
A medida que un área crece o cambia, planificadores ayudan a las comunidades a gestionar las cuestiones económicas, sociales y ambientales relacionadas, como la planificación de nuevos parques, vivienda para los «sin techo», o lograr que la región resulte más atractiva para las empresas.
 
Algunos planificadores trabajan en planes amplios para toda la comunidad, mientras que otros se centran en cuestiones específicas. En última instancia, todos los planificadores fomentan el mejor uso del suelo y los recursos de una comunidad para usos residenciales, comerciales o recreativos.
 
Cuando comienzan un proyecto, los planificadores trabajan con funcionarios públicos, ciudadanos y otros grupos para identificar los problemas o metas de la comunidad. Los planificadores usan investigación, análisis de datos y colaboración con grupos de interés para formular estrategias y resolver los problemas o alcanzar metas.
 
También pueden ayudar a implementar los planes de la comunidad, supervisar proyectos, y organizar el trabajo de los grupos involucrados. Los proyectos pueden variar desde una recomendación de políticas para una iniciativa específica, hasta un plan integral de largo plazo para un área.
 
Los planificadores utilizan diversas herramientas y tecnologías su trabajo, incluidos sistemas de información geográfica (GIS), que analizan y manipulan los datos. Los GIS se usan para integrar los datos en mapas electrónicos. Por ejemplo, los planificadores pueden utilizar un GIS para superponer un mapa terrestre con indicadores de densidad de la población. También usan programas estadísticos, de visualización y presentación, planillas de cálculo financieras, y otros programas y bases de datos.
 
Muchos planificadores se especializan. Las siguientes son tipos frecuentes de planificadores urbanos y regionales:
 
Los planificadores de uso del suelo y codificación se preocupan por la forma en que se usa la tierra y si los planes de urbanización cumplen con los códigos, que son las normas y leyes de una jurisdicción. Estos planificadores trabajan para implementar políticas y ordenanzas de planificación y zonificación eficaces. Por ejemplo, un planificador puede desarrollar una política para fomentar la organización en una zona subutilizada y disuadir ese tipo de actividades en áreas ambientalmente sensibles.
 
Los planificadores de transporte desarrollan planes y programas de transporte para un área. Identifican las necesidades o problemas de transporte, evalúan el impacto de los servicios o sistemas, e intentan predecir los futuros patrones de transporte. Por ejemplo, a medida que el crecimiento fuera de la ciudad genera más empleos, aumenta la necesidad de transporte público para llevar trabajadores a esos lugares. Los planificadores de transporte desarrollan y modelan soluciones posibles y explican las posibilidades a los comités de planificación y al público.
 
Los planificadores ambientales y de recursos naturales buscan mitigar los efectos nocivos de las urbanizaciones sobre el medioambiente. Pueden centrarse en la conservación de recursos, la prevención de la destrucción de ecosistemas, o el saneamiento de áreas contaminadas.
 
Los planificadores de desarrollo económico se centran en las actividades económicas de un área. Pueden trabajar para ampliar o diversificar la actividad comercial, atraer empresas, generar empleos, o construir viviendas.
 
Los planificadores de diseño urbano buscan que la arquitectura de los edificios y los espacios públicos se vea y funcione de acuerdo con las metas de urbanización y diseño para esa área. Combinan la planificación con aspectos de la arquitectura y el paisajismo. Los planificadores de diseño urbano se centran en cuestiones como la diagramación de ciudades, el diseño de calles, y los patrones de los edificios y el paisaje.
 

Ambiente Laboral

Los planificadores urbanos y regionales ocuparon aproximadamente 40,300 puestos de trabajo en 2010, en su mayoría—aproximadamente el 64%—en los gobiernos locales.
 
La mayoría de los planificadores restantes trabajaba para los gobiernos estatales y federal, desarrolladores inmobiliarios, organizaciones sin fines de lucro, y empresas de consultoría en planificación. Los planificadores trabajan en todo el país en municipios de todo tamaño, pero la mayoría lo hace en las grandes áreas metropolitanas.
 
Los siguientes sectores emplearon a la mayor cantidad de planificadores urbanos y regionales en 2010:
 
Gobiernos locales, excluidos educación y hospitales    64%
Servicios de arquitectura, ingeniería y relacionados       14
Gobiernos estatales, excluidos educación y hospitales             10
Servicios de consultoría administrativa, científica y técnica       6
 
La mayoría de los planificadores dedica gran parte de su tiempo a trabajar con otras personas. A menudo colaboran con funcionarios públicos, ingenieros, arquitectos y urbanizadores, y deben dar presentaciones, asistir a reuniones y administrar proyectos.
 
Debido a que los planificadores deben equilibrar intereses en conflicto y negociar acuerdos, el trabajo puede ser estresante. Los planificadores enfrentan presiones de los políticos, los urbanizadores y el público para diseñar o recomendar planes específicos. A veces también trabajan con fechas de entrega ajustadas.
 
Los planificadores urbanos y regionales a menudo viajan a sitios para inspeccionar las características del terreno. Quienes participan en la inspección de sitios en urbanización pueden dedicar gran parte de su tiempo al trabajo en campo.
 
Horarios de Trabajo. La mayoría de los planificadores urbanos y regionales trabaja durante los horarios laborales normales, pero muchos también trabajan en horarios vespertinos o los fines de semana para asistir a reuniones con comisiones de planeamiento o grupos de vecinos.
 

Cómo hacerse uno

Habitualmente los planificadores urbanos y regionales necesitan una maestría de un programa acreditado para poder acceder a puestos profesionales. Estos puestos a menudo requieren varios años de experiencia laboral relacionada.
 
Educación. La mayoría de los planificadores urbanos y regionales cuenta con una maestría de un programa acreditado de planificación urbana o regional. En 2012, 73 instituciones de educación superior y universidades ofrecían títulos de maestría acreditados en planificación.
 
Muchos programas aceptan estudiantes provenientes de disciplinas de grado muy diversas. Muchos de quienes ingresan a los programas de maestría cuentan con una licenciatura en economía, geografía, ciencia política, o diseño ambiental.
 
Aunque el plan de estudios central de la mayoría de los programas de maestría es similar, a menudo los programas difieran en las asignaturas que ofrecen y las cuestiones sobre las que se centran. Por ejemplo, los programas situados en estados agrícolas pueden centrarse en la planificación rural, y los programas ubicados en áreas con alta densidad de población, en la revitalización urbana.
 
La mayoría de los programas de maestría dedica un tiempo considerable a seminarios, talleres y cursos de laboratorio, en los que los alumnos aprenden a analizar y resolver los problemas de planificación.
 
Algunos planificadores han estudiado disciplinas relacionadas, como administración pública, arquitectura, o paisajismo.
 
Quienes desean ser planificadores y cuentan con una licenciatura pero no de maestría pueden cualificar para un pequeño número de empleos como planificadores junior o asistentes. Actualmente existen 15 títulos de licenciatura acreditados en planificación. Los postulantes con licenciaturas suelen a necesitar experiencia laboral en planificación, política pública, o un campo relacionado.
 
Experiencia laboral. Los planificadores de nivel inicial suele necesitar entre uno y dos años de experiencia laboral en un campo relacionado, como arquitectura, política pública, o desarrollo económico. Muchos estudiantes obtienen experiencia a través de proyectos de planificación reales, o pasantías de tiempo parcial mientras estudian planificación. A menudo completan pasantías de verano durante sus programas de maestría.
 
Otros se inscriben en pasantías de tiempo completo una vez que han finalizado sus estudios.
 
Los puestos de planificación de nivel intermedio y superior suelen requerir muchos años de experiencia laboral en planificación o en alguna especialidad de esta disciplina.
 

Cualidades Importantes (Perfil del Estudiante)

Habilidades analíticas. Los planificadores analizan información y datos de diversas fuentes, como estudios de investigación de mercado, censos, y estudios de impacto ambiental. Usan técnicas estadísticas y tecnologías, como sistemas de información geográfica (GIS), en sus análisis para determinar la relevancia de los datos.
 
Habilidades de colaboración. Al tomar las decisiones de planificación, los planificadores urbanos y regionales deben colaborar con una gran cantidad de personas. A menudo trabajan con, o reciben información de, funcionarios públicos, ingenieros, arquitectos y grupos de interés. Algunos pueden actuar como mediadores cuando esos grupos tienen opiniones encontradas.
 
Habilidades para tomar decisiones. Los planificadores deben sopesar todas las opciones posibles para la planificación y combinar análisis, creatividad y realismo para elegir el plan o la acción adecuados.
 
Habilidades de administración. Los planificadores deben ser capaces de administrar proyectos, lo que incluye supervisar tareas, planificar asignaciones y tomar decisiones.
 
Habilidades de comunicación oral. Los planificadores urbanos y regionales deben ser capaces de comunicarse clara y eficazmente, porque a menudo dan presentaciones y se reúnen con audiencias muy diversas, incluidos funcionarios públicos, grupos de interés y miembros de la comunidad.
 
Habilidades de escritura. Los planificadores urbanos y regionales necesitan sólidas habilidades de escritura porque a menudo preparan informes de investigación, escriben solicitudes de financiamiento, y mantienen correspondencia con sus colegas y las partes interesadas.
 

Perspectivas Laborales

Se proyecta que el empleo de los planificadores urbanos y regionales aumentará un 16 por ciento entre 2010 y 2020, casi tan rápido como el promedio del total de las ocupaciones. El aumento de la población y las preocupaciones ambientales impulsarán el crecimiento del empleo de los planificadores en ciudades, suburbios y otras áreas.
 
Las zonas urbanas necesitarán planificadores para recibir la afluencia esperada de personas en las áreas metropolitanas. En las ciudades serán necesarios planificadores urbanos para desarrollar proyectos de revitalización y ocuparse de los problemas asociados con el crecimiento de la población.
 
Los suburbios son las comunidades de mayor crecimiento en la mayoría de las áreas metropolitanas. A medida que las áreas suburbanas se pueblen cada vez más densamente, las municipalidades necesitarán planificadores para ocuparse de las nuevas necesidades de vivienda, y para mejorar los sistemas de transporte.
 
Los planificadores también serán importantes a medida que las nuevas comunidades necesiten grandes intervenciones de urbanización e infraestructura, incluidas viviendas, carreteras, sistemas cloacales, y escuelas.
 
Un mayor foco en las urbanizaciones ecológicas también aumentará la demanda de planificadores. Cuestiones como la administración de aguas pluviales, las autorizaciones de construcción, la regulación ambiental y la preservación del patrimonio histórico deberían impulsar el crecimiento de su empleo.
 
El crecimiento del empleo será mayor en las empresas privadas de ingeniería, arquitectura y servicios de consultoría. Las empresas de ingeniería y arquitectura cada vez contratan más planificadores para trabajar en el uso del suelo, la urbanización y la construcción. Además, muchos desarrolladores inmobiliarios y gobiernos continuarán contratando diversos servicios de planificación a estas empresas consultoras, impulsando aún más el crecimiento del empleo.
 
Se proyecta que el empleo de los planificadores en los gobiernos locales o estatales puede disminuir, ya que los proyectos se cancelan o posponen cuando los municipios no cuentan con presupuestos suficientes para la urbanización. Las reducciones presupuestarias esperadas para la siguiente década deberían limitar el crecimiento del empleo de los planificadores en el gobierno.
 
Oportunidades de Empleo. Las oportunidades laborales para los planificadores a menudo dependen de las condiciones económicas. Cuando las municipalidades y urbanizadores cuentan con fondos para los proyectos de desarrollo, aumenta la demanda de planificadores. Sin embargo, los planificadores pueden enfrentar una dura competencia por los puestos de trabajo cuando la economía se desacelera y los fondos para trabajos de urbanización disminuyen.
 
Aunque los problemas de financiamiento gubernamental afectarán el empleo de los planificadores en el corto plazo, sus perspectivas laborales deberían mejorar a lo largo de la década 2010-20. Los planificadores serán requeridos para ayudar a planificar, supervisar, e implementar proyectos de urbanización que fueron pospuestos debido a la mala situación económica. Junto con las crecientes necesidades de una población en aumento, las perspectivas de largo plazo para los planificadores cualificados deberían ser buenas.
 
Las perspectivas laborales serán mejores para quienes cuenten con una maestría de un programa acreditado en planificación, y experiencia laboral relevante. Los planificadores dispuestos a mudarse por trabajo también tendrán mejores oportunidades laborales.
 

Salario

La mediana salarial anual de los planificadores urbanos y regionales en USA fue $63,040 en mayo de 2010.
 
Cita de la Fuente:
Oficina de Estadísticas Laborales, U.S. Department of Labor, Occupational Outlook Handbook en Español (OOH), Edición 2012-13, Planificadores Urbanos y Regionales, en Internet http://www.bls.gov/es/ooh/life-physical-and-social-science/urban-and-regional-planners.htm (visitado 11\19\2014).